Las técnicas de disciplina son estrategias que pueden utilizar los padres para ayudar a sus hijos a desarrollar sus aprendizajes y auto-control. Se trata de un aspecto más que afrontar en el proceso de crecimiento.